La alcaldesa de Villa de Álvarez, Yulenny Cortés, aclaró que en este municipio no han cambiado los horarios permitidos para la venta de alcohol ni en tiendas de conveniencia, ni en ningún otro tipo de establecimiento.

En entrevista con Ángel Guardián, la presidenta municipal detalló que están haciendo un proceso de revisión de cada una de las licencias y permisos para verificar que cada expediente esté en orden y para que realicen sus refrendos y el resto de pagos.

En específico, dijo que una cadena de tiendas de conveniencia se manifestó en contra de pagar lo correspondiente a las horas extras que se puede extender el horario autorizado para la venta de alcohol (hasta medianoche entre semana, hasta las 2 de la mañana el viernes y sábado, y hasta mediodía en domingo), pero mencionó que estos cobros se tienen que aplicar a todos por igual.

“Como todo ha venido incrementando el costo de las horas extras (…) no tenemos ni hemos tenido ningún problema con ningún establecimiento (…) en donde tengo entendido por parte de la Tesorería que hay una inconformidad de estas tiendas Kiosko es en el pago de las horas extras (…) las demás tiendas están pagando sus impuestos como debe ser y no podemos trabajar de una forma para unos y de otra para otros (…) ha solicitado bajar el costo de la hora extra, ha solicitado vender más allá del tiempo establecido”, aseguró.

Yulenny Cortés también recordó que el cabildo de La Villa negó licencias a tres de estos establecimientos por considerar que se encuentran en lugares donde ya se tienen muchos problemas con los incidentes de tránsito, como la avenida Lapislázuli, en la colonia la Reserva, y en la glorieta de Los Perritos.

Por otro lado, aunque señaló que con algunos alcaldes de la zona metropolitana han hablado de la posibilidad de unificar horarios de la venta de alcohol, consideró que cada municipio tiene características específicas que requieren medidas distintas.

“No es lo mismo el municipio de Colima, o Villa de Álvarez, o Comala, o Cuauhtémoc, las características son distintas, por eso hay cosas que no pueden ser similares (…) la vida social en Colima no tiene el mismo impacto que en Villa de Álvarez”, sentenció.