El diputado federal Virgilio Mendoza aseguró que exigirá a los concesionarios de la caseta de peaje de Cuyutlán un trato justo hacia los manzanillenses, luego del incremento de 2 pesos que se acaba de implementar a la cuota, que ahora es de 130 pesos por vehículo particular.

“Vamos a buscar un contacto con la concesionaria, de no ser así, vamos a tener que buscar otro mecanismo para hacer la presión social necesaria para que esa caseta, si bien no se retire, sí haya para los manzanillenses un trato preferencial, porque la verdad es injusto el trato que nos dan”, señaló el excalcalde.

Incluso, el legislador anunció estar dispuesto a llegar a las manifestaciones pacíficas “para que se quede en evidencia nuestra inconformidad, porque no puede ser que tengamos que estar pagando peaje como si viviéramos fuera del estado de Colima, mucho lo que genera este puerto como para que nos den ese trato injusto a los manzanillenses”, concluyó.