Vecinos de la colonia Jardines del Valle, en el municipio de Manzanillo, opositores a la construcción de una subestación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en ese fraccionamiento, pidieron que se investigue la venta del predio en el que se realiza el proyecto y acusan un presunto acto de corrupción ocurrido durante la pasada administración municipal.

De acuerdo al documento que entregaron este martes (14) al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) y al Congreso del Estado, piden que se investigue tanto la venta del referido predio como una autorización de incremento de la dieta de todos los integrantes del cabildo, pues ambas se dieron en la misma sesión, en febrero de 2015, cuando Virgilio Mendoza era todavía alcalde de Manzanillo.

Ana Silvia Muñiz Zúñiga, representante de los inconformes, expuso que la solicitud se fundamenta en la aprobación de una transferencia de 150 mil pesos trimestrales durante el ejercicio fiscal de 2015, a la dieta de los 12 integrantes del cabildo sin necesidad de que esos recursos fueran comprobados.

La petición contiene la firma de al menos 51 habitantes de esta y otras colonias como La Floresta, Orquídeas, Mira Valle 1 y 2, Los Altos y Valle Paraíso.

De acuerdo al documento entregado al Osafig, del cual dieron una copia a los medios de comunicación, durante la sesión extraordinaria celebrada el 13 de febrero del 2015, el entonces alcalde manzanillense propuso dicha transferencia, que fue aprobada por unanimidad sin que presentara una justificación o soporte de la misma, ni tampoco explicó de dónde se transferirían dichos recursos.

En el mismo documento mencionan que la petición del incremento a la partida de dietas debió haberse solicitado a más tardar el día 10 de febrero del ejercicio fiscal y no el mismo día de la sesión, por lo que consideran se violentó el artículo 39 de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público Municipal.

Añadió que durante la misma sesión de cabildo se autorizó a la constructora inmobiliaria “Los Patos”, la compra-venta del lote de 3 mil 745 metros cuadrados donde se planea construir dicha subestación, ubicado en la colonia Jardines del Valle, por la cantidad de 1 millón 510 mil pesos, valor que consideran está por debajo del real, pues aseguran que su precio por metro cuatro era de 2 mil 500 pesos y lo vendieron en 403 pesos, sin embargo, no presentaron pruebas del avalúo que soporte esta afirmación.

Además, Muñiz Zúñiga acusó al cabildo de haber aprobado la venta de ese terreno sin tomar en cuenta a los habitantes de la colonia, no obstante que cuando adquirieron sus casas, el Instituto de Suelo Urbanización y Vivienda (Insuvi) les mostró un plano donde se señalaba que en ese terreno se construiría un centro de salud.

“También pedimos la renuncia de los diputados Alejandro García y Edith Velásquez, ya que dicen que nos están apoyando para reubicar dicha obra, cuando ellos mismos autorizaron la venta del predio para la subestación y recibieron también los 150 mil pesos trimestrales por autorizarla”, indicó.

Sin embargo al cuestionar a los vecinos inconformes presentes en la rueda de prensa sobre qué pruebas tenían para relacionar la aprobación de la compra venta del terreno con la autorización de la reasignación de recursos para la dieta de los integrantes del cabildo, únicamente respondieron que “se presume” que se les autorizaron esos 150 mil pesos trimestrales para que dieran su voto a favor de la venta del terreno.

Finalmente, advirtieron que no permitirán que la CFE continúe con la construcción y que de ser necesario interpondrán un amparo argumentando sobre todo que con esa obra sus viviendas perderán plusvalía, además de que su tranquilidad y calidad de vida se vería afectada tal solo por el ruido que genera la alta tensión del cableado.