Vecinos frustran decomiso de 29 ejemplares silvestres en Manzanillo

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) intentó decomisar 29 animales en el iguanario Archundia en Manzanillo, pero los vecinos (niños y adultos) lo evitaron, al bloquear con una barrera humana el paso de la unidad oficial.

Los animales son dos tejones, dos jabalíes, seis mapaches, dos boas, dos pericos guayaberos, una tarántula de rodillas rojas, una tarántula piernas rojas, un cara cara y doce crías de iguana, y de acuerdo a la Procuraduría, algunos encuentran enlistados en categoría de “riesgo“.

El lunes (5), elementos de la Profepa llegaron al iguanario Archundia, ubicado en la unidad Padre Hidalgo, del centro histórico de Manzanillo con tres unidades, varias jaulas de diferentes tamaños, veterinarios y personal de auxilio para trasladar especies protegidas, debido a que los administradores no poseían los permisos correspondientes ante las normas oficiales de la autoridad federal.

archundia (1)
archundia (2)
archundia (3)
archundia (4)
archundia (5)
archundia (6)
archundia (7)
archundia (8)
archundia (9)
archundia (10)
archundia (11)
archundia (12)

Los animales serían trasladados al parque ecológico de El Palapo, ubicado en el municipio de Coquimatlán.

Desde las 9 de la mañana, personal de la Profepa llegó al recinto, levantó las actas y enlistó los animales que se llevaría del lugar, dejaría solo las iguanas adultas que algunas pesan hasta 10 kilogramos.

A la 1:30 de la tarde metieron en jaulas a los animales, pero vecinos, líderes de colonias, pescadores, taxistas, niños y personas de la tercera edad bloquearon las dos salidas del iguanario Archundia para evitar que saliera la camioneta de la Profepa.

Las personas colocaron  bicicletas, tablas y macetas de frente para bloquear; mientras tanto, la policía municipal vigiliaba ante cualquier acto violento que se pudiera generar.

A las 3:15 de la tarde, en un momento de confusión, gritos y empujones entre los mismos vecinos, bajaron las jaulas y colocaron los animales en su antiguo sitio, ante los ojos y actitud vigilante de la policía municipal.

A las 3:35 arribaron al lugar, elementos de la Marina Armada de México, quienes de manera breve sólo levantaron datos y fotografías del iguanario.

Ramón Archundia, propietario iguanario, manifestó que no hubo notificaciones previas al aseguramiento de los ejemplares. Sin embargo, la Profepa señaló que Archundia conocía con antelación la denuncia popular en su contra, así como que en reiteradas ocasiones se le avisó a regularizar su situación legal.

Continuará proceso de recuperación de ejemplares: Profepa

A través de un comunicado, la Profepa dio a conocer que tras la visita de inspección, este centro no acreditó la legal procedencia de los ejemplares; no reúne los requisitos indispensables de espacio, higiene, hábitat para su estancia y medidas de seguridad y zoosanitarias, ni cuenta con personal especializado para el manejo de los animales.

Con relación a las declaraciones del propietario del iguanario Ramón Archundia, la delegación de la Profepa aclara que el inspeccionado conocía con antelación la denuncia popular en su contra y en reiteradas ocasiones se le apercibió a regularizar su situación legal, sin embargo hizo caso omiso.

Por último, la dependencia federal afirmó que continuará con el procedimiento administrativo a fin de determinar las medidas correctivas y de seguridad aplicables en el establecimiento, y en su oportunidad solicitará la intervención del Ministerio Público Federal para deslindar responsabilidades.