De las casetas de policía que actualmente se encuentran inutilizadas en la capital colimense, al menos las 24 que dependen de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) serán reactivadas como parte de “la estrategia del programa general de renovación”, para resarcir todo el rezago que se tiene en materia de inseguridad, según informó el titular de esa dependencia, Francisco Javier Castaño Suárez.

Sin embargo el funcionario estatal indicó se trata de un proyecto que no se podrá realizar en un corto plazo porque no únicamente consiste en rehabilitarlas, sino que también implica equiparlas con la tecnología necesaria, así como contar con los agentes policiacos suficientes que previamente deben ser capacitados, para que estas funcionen correctamente.

“Yo quisiera que todo estuviera rapidísimo, pero vamos a ver cómo los recursos se nos van suministrando y en medida de eso vamos a ir cumpliendo y también los policías están en los mismas circunstancias, no podemos determinar un plazo pero estamos haciendo los esfuerzos para que sea lo más pronto posible”, afirmó el secretario al cuestionarle cuándo podría quedar concluida la estrategia.

De acuerdo a Castaño Suárez, ya se tiene sobre el papel todo lo que se requiere para impulsar el proyecto y aunque evitó decir cuántos recursos se necesitará para llevarlo a cabo, reconoció que “es mucho” y refirió que ante esas circunstancias, una parte del mismo se va a realizar durante el presente año tanto con los apoyos federales que lleguen así como con inversión estatal y el próximo año se hará otro tanto, hasta terminar de reactivar todas las que pertenecen a esa dependencia.