El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Francisco Javier Castaño Suárez, no acudió a la reunión con los diputados locales y los directores de esta área en los diez municipios de la entidad que estaba programada para este lunes (29) en el Congreso del Estado.

Castaño Suárez, quien fue nombrado al frente de la referida dependencia estatal el pasado 16 de agosto en sustitución de Eduardo Villa Valenzuela, envió al Legislativo un documento en el que argumentaba problemas de agenda.

En el caso de los directores municipales solo dos no se presentaron; el de la capital, Roberto García Avendaño, y el de Cuauhtémoc, Raúl Salazar Orozco.

Por su parte, Miguel Ángel García, director de Seguridad Pública de Manzanillo, expuso ante los diputados presentes en la reunión que cuando recibió el cargo, un 32 por ciento de los elementos no contaban con licencia para portar arma, pero aseveró que ya hicieron todo lo conducente para solucionar ese problema y están por recibir los permisos para al menos el 60 por ciento de esos policías que actualmente no portan arma.

En su momento, el director de Seguridad Pública de Villa de Álvarez, José Gabriel Barrera Cárdenas, pidió a los legisladores gestionar a nivel federal la asignación de más recursos a los municipios para que éstos a su vez puedan incrementar el número de policías.

Por su parte el titular de Seguridad Pública de Tecomán, José Vargas Romero, planteó la necesidad de revisar la forma en que se están realizando los exámenes de control de confianza a los policías, pues considera que ese trámite está siendo una limitante para incrementar el número de policías en activo.

“El presidente municipal nos autorizó 20 plazas pero (…) de 50 gentes que yo he mandado, sólo cinco han aprobado; desconozco cuál sea el procedimiento del C3 o por qué haya tanto reprobado y a la fecha no han alcanzado a cubrir esas plazas que yo sé que es un esfuerzo para el ayuntamiento”, apuntó.

Al término de la reunión, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Héctor Magaña, dijo que buscarán una reunión privada con el titular del Centro de Evaluación y Confianza que pueda explicar el proceso, los lineamientos que se toman en cuenta y los motivos por los cuales los elementos no acreditan las evaluaciones.

Indicó que además que los ocho directores de Seguridad que participaron en la reunión coincidieron en la necesidad de que se homologuen los horarios y salarios a los policías, así como en la falta del equipamiento, de armamento y de las patrullas.

Finalmente, dijo que algunos directores proponen que el mando único que se está aplicando solamente los fines de semana se aplique todos los días, y mencionó que en ese sentido trabajará al interior de su comisión “una propuesta para plantear las reformas necesarias y que en Colima se eche a andar el mando único policial”.