Telefónica y NII Holdings (Nextel) firmaron un acuerdo de compartición de red 3G por el cual ofrecerán servicios mayoristas de voz y datos en México y Brasil.

El anuncio lo hicieron ambas empresa a través de un comunicado; NII Holdings indicó que el acuerdo le permitirá ampliar de manera significativa la cobertura de voz y datos de Nextel en Brasil y México utilizando las redes de Telefónica, al tiempo que permiten a ambas compañías incrementar la eficiencia de sus inversiones en redes.

Una vez implementados, los acuerdos ampliarán las zonas en las que los usuarios de 3G de Nextel en Brasil y México tendrán acceso a servicios de voz y datos, permitiendo así a NII afianzar su estrategia de crecimiento.

Ambas compañías explicaron que tanto Telefónica como Nextel continuarán la operación de su espectro y activos de red de manera independiente, prestando servicios en plena competencia.

En México, el acuerdo comercial permitirá a Telefónica “extraer el máximo partido a la capacidad ya desplegada en su red 3G y le proporciona una palanca adicional para reforzar su estrategia mayorista en el país”.

A Nextel, por su parte, le permitirá ampliar su cobertura actual. El acuerdo pone de manifiesto, además, el compromiso de las dos compañías con la oferta de servicios de forma consistente con los objetivos de la reforma regulatoria que se está implementando en el país.

José Otero, presidente de Signals Telecom, refirió que ahora que NII Holdings asegura acceso a 3G a nivel nacional en Brasil y México, se debe incrementar su énfasis en LTE en zonas urbanas.

Dio como referencia que NII Holdings ya contaba con un acuerdo parecido en Chile, donde Nextel hace roaming nacional en la red de Entel.

Calificó como “muy positiva la venta de capacidad de Telefónica para Nextel en Brasil y México, lo que da un fuerte respiro para NII Holdings”.

En Brasil, dijeron, el anuncio sienta el compromiso de ambas operadoras con la creación de un entorno competitivo dinámico y supone un paso adelante en el proceso de optimización de redes.

Así, el acuerdo permitirá a Vivo, la marca comercial de Telefónica en Brasil, avanzar de forma más eficiente con el despliegue de sus redes en el país, mientras que para Nextel supondrá poder ofrecer servicios en áreas más extensas del país.

Nextel Brasil continuará expandiendo su red, al tiempo que cumple con los requerimientos de cobertura impuestos por el Regulador Brasileño de las Telecomunicaciones, Anatel. Santiago Fernández Valbuena, presidente de Telefónica Latinoamérica, afirmó que “el acuerdo permite a ambas compañías capturar los beneficios derivados de la optimización de inversiones en infraestructura, al tiempo que se mantiene la estructura de mercado actual tanto en Brasil como en México”.

 

Con información de El Economista