Rafael Mendoza, alcalde de Cuauhtémoc, aseveró que fueron los mismos empresarios gasolineros quienes se comunicaron con él para encontrar alguna forma de no aplicar las tarifas máximas en el costo de la gasolina en este municipio, por lo que descartó que en su protesta afuera de las oficinas del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el anuncio que hizo sobre el trato con los gasolineros, haya habido algún intento de oportunismo político.

Lo anterior luego de que se diera conocer que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) confundió las tarifas máximas de Cuauhtémoc, Colima con las de la demarcación con el mismo nombre del estado de Chihuahua, por lo que ya no será por sí solo el municipio colimense con la gasolina más cara, sino que igualará las tarifas aplicadas en el resto de la zona metropolitana de la capital.

“Sí puede ser cierto que fue por un error, el día de hoy le voy a marcar a los gasolineros para ver si ya les notificaron que fue por un error (…) No, yo no sabía que era un error (…) ¿Qué querían que hiciera, que me quedara cruzado de brazos, que me quedara en la oficina encerrado sin decir nada?(…) Ellos me hablaron y me dijeron ‘presidente, vimos tu video, vimos tu manifestación y estamos contigo y la gente de Cuauhtémoc’”, declaró en entrevista con Ángel Guardián.

Cabe recordar que Mendoza asistió a las oficinas del SAT para pedir una explicación de por qué su municipio tenía los combustibles más caros del estado, y días más tarde informó que los cinco empresarios gasolineros del municipio habían decidido no llegar al tope del costo al público de estos productos y asumir las pérdidas que esto representaba.

Hasta las 11:30 de la mañana de este viernes (6) la CRE todavía no ha emitido ninguna postura al respecto, ni ha modificado en su página web el documento dónde designa el precio de los combustibles en cada zona del país.