Dos ingenieros mecánicos de la Universidad de Wisconsin-Madison desarrollaron un sistema que permitirá recargar la batería de distintos dispositivos electrónicos, como celulares, tablets o computadoras portátiles mediante un cable a los zapatos.

Se trata de Tom Krupenkin y J. Ashley Taylor, quienes consiguieron que la recarga de estos gadgets sea también móvil, al aprovechar la energía que generan sus usuarios mientras caminan.

Este sistema es capaz de captar 10 watts por zapato, varias veces más que lo que requiere un smartphone. Esta tecnología de captura y almacenamiento de energía podría reducir nuestra dependencia de las baterías y garantizar que dispongamos de electricidad sin importar donde estemos, según la universidad.

Krupenkin y Taylor desarrollaron esta tecnología para capturar la energía del movimiento humano que puede integrarse dentro de la suela del calzado convencional y que permite convertir la energía mecánica producida por la persona que lo lleva cuando está caminando en electricidad y almacenarla para posteriormente utilizarla.

Uno de los usos que se podría dar a este “calzado generador de energía”, que ha sido probado con éxito en zapatillas deportivas, es el militar, ya que los soldados suelen llevar pesadas baterías para alimentar sus radios, unidades GPS y gafas de visión nocturna.

Además, para las personas que viven en zonas remotas o en países en desarrollo que carecen de redes eléctricas adecuadas también podría ser un recurso suministrar energía a diversos aparatos.

Con información de El Universal