La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró precautoriamente 1.5 metros cúbicos (m3) de madera y clausuró de manera total temporal un Centro de Almacenamiento y Transformación (CAT) de materias primas forestales localizado en el municipio de Minatitlán.

En un comunicado de prensa, la dependencia federal resaltó que la medida mencionada se mantendrá hasta que se regularice la situación legal del establecimiento, el cual fue sancionado por no acreditar la legal procedencia de la madera.

“La clausura total temporal del centro, se impuso por no exhibir la autorización que expide la Semarnat (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales) para el funcionamiento del CAT ni el libro de entradas y salidas del producto forestal maderable”, se lee en el boletín.

Durante la visita de inspección, personal de la Profepa aseguró 1.2 m3 de madera de guamúchil (Pithecellobium dulce), 0.2 m3 de oyamel (Abies religiosa) y 0.09 m3 de cedro rojo (Cedrela odorata), en escuadría y rollo.

De acuerdo a los artículos 163 y 165 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, quien carezca de la documentación o los sistemas de control establecidos para acreditar la legal procedencia de materias forestales, será acreedor a una  multa por el equivalente de 100 a 20 mil salarios mínimos.