El trabajador sindicalizado del Issste, Guillermo León Mejía, acusó al jefe de Recursos Humanos, Omar Castillo Galindo, y al secretario particular de la Delegación, Óscar Josué Ceja Salcedo, de nepotismo y de haberlo eliminado de la nómina mientras se encontraba de permiso sin goce de sueldo.

Sin embargo, el propio Castillo Galindo consideró que estas acusaciones están fuera de contexto y negó que exista nepotismo, pues los familiares señalados trabajan en áreas en las que a él no lo corresponde la contratación.

León Mejía, quien desde hace 34 años labora como apoyo administrativo en Salud en la Delegación del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en Colima, afirma que Castillo Galindo benefició en cuatro años a diferentes familiares colocándolos en puestos de esa dependencia.

Detalló que una de ellas es su cuñada, María Gabriela Argüelles Muñoz, quien es asistente administrativo, mientras que su hermana Nora Ivette Castillo Galindo presta sus servicios en la instancia infantil número 80 de esa dependencia, así como a su esposo Eder Alejandro Aguilar Flores, quien labora en las oficinas de Fovissste, mientras que su tío, Héctor Manuel Galindo Vázquez, quien es el director de la clínica del Issste de Colima.

Por otra parte, a Ceja Salcedo lo acusa de haber ingresado a esa institución tanto a su mamá, Mercedes Salcedo Farías, a su hermano, Leonardo David Ceja Salcedo, y a un tío, de quien si bien no dio su nombre, aseveró que se desempeña como director de la clínica del Issste en Manzanillo.

issste

De acuerdo al trabajador, en su momento denunció ante la Dirección General del Issste y ante el Órgano Interno de Control de mismo instituto, esos actos de corrupción tanto del jefe de Recursos Humanos como del secretario particular de la Delegación, pero ninguno de esos órganos ha investigado a fondo, y lo único que hicieron fue informarles sobre la queja enviada, lo que generó la represalia en su contra.

“En el momento que le mandé el oficio al jefe de Recursos Humanos sí le mandé los nombres, y te repito me dice que sí, acepta que están ahí pero que yo no soy ningún personaje en la materia para poder hacer esos señalamientos”, refirió el trabajador.

Explicó que por haber pedido 15 días de permiso sin goce de sueldo, la dependencia no tenía derecho de sacarlo de la nómina, pues de acuerdo al artículo 53 de las condiciones generales de trabajo, los trabajadores tienen derecho a 180 días por año, de manera que si su permiso hubieran sido por más de tres meses, estaría consciente de que lo hubieran sacado, pero no fue así.

“Lo que yo sí sospecho que estas personas, lo que es el jefe de Recursos Humanos y Josué Ceja creyeron que yo iba a meter un permiso de seis meses sin goce de sueldo y quiero sospechar de que ellos ya tenían una persona a quien iba a cubrir ese interinato”, manifestó.

Aseveró que ha buscado entrevistarse con el delegado del Issste en la entidad, Guillermo Villa Godínez, pero éste no lo ha recibido, y asegura que su secretario particular se ha encargado de bloquearlo.

Por otro lado, considera que la actuación del sindicato “deja mucho de desear”, pues aunque le han dicho que lo estarán respaldando, hasta el momento tampoco han intervenido en su defensa.

Añadió que desde el 2014 ha estado de apoyo en la oficina de Inventarios, y en uno de estos hicieron falta 800 muebles, por lo que se tuvieron que comprar más, pero nunca se supo cómo fueron adquiridos y dónde quedaron los que antes estaban en su lugar, por lo que ha exigido una explicación de parte del delegado.

Finalmente, acusó que ha detectado al menos un caso de una persona que cobra sin trabajar en la dependencia federal, cuyo nombre es Vladimir Pérez Rodríguez, pero no acude a laborar, pues afirmó que además es jefe de Deportes del Ayuntamiento de Villa de Álvarez.

Ángel Guardián se comunicó al departamento de Deportes del municipio villalvarense, donde el personal corroboró que Pérez Rodríguez desempeña esa función y cubre un horario de oficina de 8:30 de la mañana a 2:30 de la tarde y regresa por las tardes.

‘Acusaciones descontextualizadas’

Posterior a la denuncia pública de Guillermo León Mejía, la Delegación del Issste publicó un comunicado en el que el mismo jefe de Recursos Humanos, Omar Castillo Galindo, indica que las referidas acusaciones están descontextualizadas, y si bien son entendibles, no son justificables, pues no presenta pruebas que den veracidad.

“Nuestra institución se encuentra en un proceso de elección de su nueva directiva sindical, lo que genera este tipo de situaciones que salen del contexto real de lo que sucede”, expresa en el documento.

Además, reiteró que León Mejía se encuentra de manera voluntaria con licencia sin goce de sueldo, como permite el artículo 53 de las condiciones generales de trabajo.

Por otra parte, negó que Héctor Manuel Galindo Vázquez, quien se desempeña como director de la clínica de Colima, sea familiar suyo; mientras que los casos de su esposo, indica que se desempeña por honorarios en el Fovissste, donde no toma decisiones de contratación, y en el de su hermana, se trata de un puesto de personal de confianza y su nombramiento depende del delegado.

En lo relacionado a su cuñada, dice que ella trabajaba en esta dependencia desde antes de que estuvieran relacionados en segundo grado.

Asimismo, sobre los familiares de Josué Ceja Salcedo, menciona que su hermano consiguió un espacio de confianza por cuestiones de meritología; su tío dirige la clínica de Manzanillo al tener más de 25 años de servicio; y en el caso de su mamá, es una persona jubilada.

En el caso de los señalamientos sobre el mobiliario de la Delegación, refirió que hacía más de 20 años que no se renovaba, lo cual se logró durante la gestión del delegado Guillermo Villa Godínez.