El presidente del Comité Ciudadano “¿Cómo Vamos? Colima”, José Zarco, calificó el plan de austeridad presentado por el alcalde de Colima, Héctor Insúa, como un paso en la dirección correcta pero insuficiente para lograr tener un gasto en inversión de la magnitud requerida.

En entrevista con Ángel Guardián, el líder de esta organización civil detalló que el objetivo para los municipios debe ser destinar a inversión 40 por ciento de su gasto, por lo que canalizando los 20 millones de pesos que se pretenden ahorrar con el referido plan de austeridad sería insuficiente para lograr el monto de inversión que sugieren las mejores prácticas en la materia; sin embargo, reconoció que es un paso en la dirección correcta de parte del edil.

“Pensamos que es un buen primer paso, aunque no el paso definitivo, se queda muy corto para avanzar en la dirección correcta hacia la eficiencia (…) Con lo que se está proponiendo no vamos a tener el 40 por ciento disponible para invertir, se va a alcanzar una reducción quizá de un 5 por ciento. Le tiramos a invertir unos 200 millones de pesos al año”, detalló.

Además, aplaudió que se busque una distribución más justa del presupuesto público que es canalizado a los trabajadores sindicalizados pues en ocasiones al interior de una organización sindicales algunos tienen muchos más privilegios que otros.

“Hay que empezar a emparejar la cancha. Cuando un trabajador tiene grandes beneficios, eso lo están pagando trabajadores que no tienen esos beneficios, porque están pagando impuestos cuando compran cosas y pagan el IVA, etcétera. ¿Hasta dónde es justo que unos paguen por otros en nuestra sociedad? Es un debate que tenemos que empezar a checar”, abundó.

Por otro lado, añadió que en la tercera reunión de evaluación de los cinco alcaldes que se han adherido a este proyecto, que se realizará este jueves (16) a las 6 de la tarde en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima, se presentarán resultados que indican que todos los ayuntamientos están teniendo complicaciones para cumplir el compromiso de reducir en 20 por ciento su gasto corriente total.

“Hemos estado trabajando con los alcaldes, hay algunas situaciones que tienen que ver con la forma como se llevan las finanzas públicas porque estamos comparando con las administraciones anteriores (…) Sabemos que nuestros gobiernos no invierten porque todo se va en gasto corriente, y si no hay inversión no hay mejoría”, sentenció José Zarco.