El alcalde de Armería, Ernesto Márquez, negó que su Ayuntamiento tenga contemplado endeudarse para aportar el 32 por ciento del costo que tendrá la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales como denunciaron este lunes (23) ocho de los nueve regidores de su cabildo.

Lee: Regidores de Armería piden a Osafig investigar irregularidades en licitación de planta de tratamiento

De acuerdo a Márquez, ese recurso lo aportará el Gobierno del Estado, mientras que el resto lo pondrá el gobierno federal, por lo cual descartó que los armeritenses vayan a tener que pagar alguna cantidad por la construcción de dicha planta, como aseguraron los regidores.

“Ningún ciudadano del municipio de Armería tendrá que poner un cinco para la construcción de esta planta, quiero agradecerle al gobierno federal que aporta el 68 por ciento y quiero agradecerle al gobierno estatal que aporta el 32 por ciento”, aclaró.

Según explicó el alcalde, el municipio de Armería no tiene capacidad de endeudamiento ante ninguna instancia, pero además recordó a los regidores que si se tuviera que pedir algún préstamo ellos tendrían que autorizarlo en el cabildo.

“Decirles que viendo que el municipio no tenía recursos para la contraparte, que es el 32 por ciento, se lo pedimos  al señor gobernador de palabra; él me dijo: ‘Ernesto, adelante, el Estado te apoya con el 32 por ciento’”, expuso el alcalde.

Precisó que el costo de la planta en un inicio se había manejado que sería de 61 millones de pesos, pero luego de la licitación se logró conseguir un costo de 52 millones 270 mil pesos.

Cuestionado acerca de la inquietud de los regidores por haber elegido a la empresa que presentaba el costo más alto, respondió que se debe “buscar la calidad de la construcción la que tenga mayores garantías”, pues recordó que “siempre lo barato sale caro” y que eso es lo que no se quiere, pues buscan que sea una planta duradera.

Por último, mencionó que el pasado 9 de mayo inició ya el proyecto topográfico y que esperan que el 10 de junio el gobernador pueda acudir a colocar la primera piedra para que a finales de diciembre de este año pueda operar y sanear 50 litros por segundo de las aguas residuales de la cabecera municipal.