Familiares de Josefina Chávez y Stephanie Cossart, madre e hija secuestradas el pasado 30 de mayo en el municipio de Metepec, Estado de México, confirmaron el deceso y aseguraron que los cuerpos fueron hallados en la playa La Boquita, en Manzanillo, informó el periódico Reforma.

De acuerdo con el rotativo, los familiares y amigos de las víctimas, quienes desde hace una semana comenzaron a difundir las fotos de las dos mujeres a través de redes sociales con el hashtag #EncontremosaStephyPina, la identificación de los cadáveres fue realizada ayer por Hubert Cossart, padre y esposo de ambas.

“Sólo sabemos que fueron encontradas en Manzanillo, asesinadas, y que las investigaciones están corriendo”, escribieron los familiares en una página de Facebook creada para encontrarlas.

“Ayer, jueves 16 de junio, aún no había certidumbre por parte de los investigadores forenses ni identificación por parte de Hubert, papá de Stephanie y Sebastien”.

Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación civil Alto al Secuestro, escribió en su cuenta de Twitter acerca del hallazgo de los cuerpos en Colima.

“#EncontremosaStephyPina YA fueron encontradas muertas por desgracias @altoalsecuestro en playa boquitas”, escribió en Twitter.

Stephanie tenía 29 años de edad y fue secuestrada junto con su madre Josefina Chávez, de 60 años, mientras circulaban en su vehículo por la calle El Juaguey, en el Pueblo Mágico de Metepec.

El periódico Reforma destacó que según las fuentes consultadas sobre el caso, las mujeres se dirigían a su domicilio ubicado en la zona residencial de San Carlos, cuando fueron abordadas por sujetos y bajadas de su vehículo, para luego desaparecer.