El magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Bernardo Salazar Santana, estimó que tardarían mínimo ocho meses en resolverse de manera definitiva los recursos de suspensión que le impiden determinar y ejecutar una sentencia en el caso de juicio político en contra del alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza.