Aunque las mediciones de las autoridades muestran que todas las playas de la Colima son aptas para los bañistas, hay algunas más limpias que otras.