El gobernador Ignacio Peralta, la alcaldesa de Manzanillo, Gabriela Benavides, y el presidente municipal de Colima, Héctor Insúa, se sumaron a la campaña “Yo no doy mordida”, impulsada por los Jóvenes Empresarios de Coparmex, en la que también se incluye a empresarios, ciudadanos y otros servidores públicos.