Tan solo la semana pasada en Colima fueron asesinados cuatro policías, el gobernador, Ignacio Peralta, aceptaba que los condiciones de los elementos necesitan ser mejoradas, el dirigente estatal del PAN, Jesús Fuentes considera que la única forma de acabar con la inseguridad es cambiar de gobierno para combatir la corrupción, qué hacer cuando la historia de que los grupos delictivos “se están matando entre ellos” ya no aplica a la situación de Colima.