Hechos como la fuga de un reo del Cereso de Colima o el robo de seis contenedores de un patio de maniobras, resueltos por las corporaciones policiacas al día siguiente, pudieron haberse evitado si existiera mayor prevención por parte de las autoridades.