El proceso para saldar las cuentas con el pasado sigue intentando avanzar pero no ha estado exento de complicaciones. Ayer, la falta de una firma de Adrián Orozco Neri, frenó la posibilidad de que el Congreso local pudiera presentar una denuncia penal en contra de Mario Anguiano y de cinco de sus funcionarios por las irregularidades detectadas por el Osafig que podrían constituirse en delitos.