Este jueves (28), el gobernador Ignacio Peralta aceptó que los problemas de inseguridad se irán resolviendo de forma gradual, que no se arreglarán de la noche a la mañana, y que se tiene que ser realista sobre la complejidad del asunto.