El viernes pasado inició la precampaña, que debería de ser un espacio para la reflexión interna en los partidos políticos, pero la verdad es que parece que se dio el banderazo de salida a la campaña ya entre los partidos, parece que se hubiera marcado el inicio de una campaña que nunca ha terminado, que sigue activa desde que inició el proceso electoral anterior, el ordinario.

Y en esta campaña, este fin de semana nos dimos cuenta que no sólo está en juego la gubernatura de Colima el próximo 17 de enero, que tanto el PRI como el PAN a nivel nacional se juegan mucho en este pequeño estado del Pacífico central mexicano: es la primer batalla en las urnas entre estos dos partidos de cara a 2018.

Este lunes en Ángel Guardián, Miguel Ángel Vargas platicó de los detalles: