Este jueves (26) se disparó lo que parece ser una crisis diplomática bilateral entre el gobierno de Donald Trump y el gobierno de Enrique Peña Nieto, que incluye la cancelación de la reunión que sostendrían ambos mandatarios en Washington.