Fernando Coronado, representante de La Marina, Mara Íñiguez, representante de la asociación civil “Aprecio por México, y la diseñadora de modas Raquel Romano, dieron a conocer que a partir de este jueves (26) y de manera permanente, la tienda departamental colocará a la venta una serie de artesanías colimenses con la intención de abrir espacios para apoyar a los artesanos de la entidad.

En entrevista con Ángel Guardián, Coronado destacó que el proyecto nació como parte de los festejos conmemorativos del 130 aniversario de La Marina, quienes además de apoyar a las familias colimenses con estilo, variedad y moda, desea aprovechar esa responsabilidad social para brindar la oportunidad a los artesanos locales de presentar sus obras.

“La idea es que el proyecto se quede, esperemos que tenga la aceptación y un gran nivel de interés, somos una empresa que promueve la cultura y la responsabilidad social y estamos abiertos a escuchar propuestas, queremos que nuestras tiendas sirvan de plataforma para dar a conocer este tipo de productos. Las artesanías y la ropa van a estar en su respectivo departamento”, abundó.

Al respecto, Íñiguez explicó que la asociación que representa participó en la preselección de las artesanías a exponer, y añadió que una de las propuestas es la línea de artículos “Piedras con historia”, molcajetes, adornos y adaptaciones contemporáneas de los perritos colimotes, todo tallado en piedra.

“Tenemos una línea de molcajetes artesanales rangelianos, es un tributo al Volcán de Colima con iconografía rangeliana en chapa de madera, las piezas son muy bellas, en la base tienen un díptico con una receta de una salsa antigua colimense de la maestra Lola Márquez, viene el lugar de extracción de la piedra, como curar el molcajete, es un rescate no solo de la artesanía, sino de la gastronomía. Hay de varios tamaños, formas, hay todo tipo de opciones y precios”, detalló.

Además, consideró que este se trata de un proyecto social sin precedentes, pues además de que a los artesanos se les está pagando un precio justo por sus productos, habrá una sección fija de artesanías en la tienda departamental.

“Yo creo que a partir de aquí ya no van a vender licuadoras (…) Es importante resaltar que La Marina está pagando un precio justo y se está brindando un espacio dentro de la tienda (…) La Marina abre sus puertas oficialmente para que otros artesanos se acerquen y ver de qué manera incorporarlos”, añadió.

Finalmente, Raquel Romano explicó que trabaja con bordadoras de Coquimatlán, Juluapan, Zacualpan y Suchitlán, quienes manejan una propuesta de telas de rayón, algodón y lino, y aseguró que las artesanas están contentas de colaborar en este proyecto.

El lanzamiento oficial del pasillo de artesanías colimenses tendrá lugar este jueves (26) a las 7 de la tarde en el área de descanso de La Marina San Fernando.