El secretario de Fomento Económico, Rafael Gutiérrez Villalobos, anunció que en un programa especial del gobierno federal, se dispondrá de una cartera de $35 millones de pesos para créditos amigables destinados a micro, pequeñas y medianas empresas de cuatro municipios del estado, con la finalidad de generar condiciones de competitividad en la entidad.

Acompañado del delegado de la Secretaría de Economía en Colima, Agustín Luis Trejo Ramos y del director estatal de Nacional Financiera, Gerardo Cervin Reyes, el titular de la Sefome destacó el trabajo coordinado de las tres dependencia para acercar este tipo de programas a los empresarios de Colima, y resaltó que esta será solamente la primera etapa para los municipios de Colima, Villa de Álvarez, Tecomán y Manzanillo, ya que se trabaja en un “esquema especial que tendría una bolsa de 50 millones de pesos adicionales para las MiPymes de todo el estado”.

Agustín Trejo explicó que este “programa de financiamiento que apoyará la reactivación económica de las MiPymes que se encuentran en los municipios “marcados en la Cruzada contra el Hambre y la el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, estará otorgando financiamiento por $35 millones de pesos en condiciones preferenciales para la adquisición de activo fijo y capital de trabajo”.

De igual manera, se informó que para la instrumentación de este programa se han sumado los bancos: BBVA Bancomer, Santander, Banamex, Banregio, Banco del bajío, Banorte y Afirme. Los empresarios que requieran reactivar su empresa podrán solicitar un crédito de hasta $2 millones de pesos, para la adquisición de activo fijo y capital de trabajo, contando con un plazo de pago de hasta 36 meses y hasta 3 meses de gracia en pago de capital, incluidos en el plazo. Las solicitudes serán recibidas a través de las Delegación Federal de la Secretaría de Economía, y en las instalaciones de Sefome, Sefome Manzanillo y Sefidec.

Gerardo Cervin Reyes aseguró que el empresario que desee acceder a este programa deberá de realizar una breve descripción de las necesidades de financiamiento de la empresa y los impactos esperados y contar con un obligado solidario, los bancos participantes serán los encargados de evaluar y aprobar las solicitudes de crédito, de acuerdo a criterios de elegibilidad especiales para este programa, que no son los criterios tradicionales con los que evalúa la banca el segmento MiPyMe.

“A través de los bancos comerciales citados ya, habrá a disposición de micro y pequeñas empresas, así como personas físicas con actividad empresarial, créditos con una tasa de interés fija del 11 por ciento”, afirmó.

Nafinsa potenciará 6.6 veces los recursos aportados por Inadem, y se estima que se apoyarán 50 empresas con créditos promedio de 700 mil pesos.