Crispín Gutiérrez, alcalde electo de Ixtlahuacán, declaró a Ángel Guardián que al ser su municipio de los más limitados económicamente en la entidad, la crisis financiera por la cual atraviesa el Gobierno del estado, sin duda lo afectará y para ello es necesario preparar una estrategia económica que ayude a frenar lo más que se pueda el golpe a su gestión.

Indicó que como alcalde en funciones, aplicará medidas que tal vez no gusten a la población, aunque buscará que los ahorros que se efectuarán no sacrifiquen las áreas más importantes de la administración.

En otro tema, subrayó que ha mantenido “mucha comunicación” con las autoridades salientes para dar continuidad a los proyectos que dejará inconclusos. Remarcó que el objetivo es seguir  con el desarrollo de Ixtlahuacán.

“La verdad es preocupante la actual situación financiera por la que atraviesa no solo el estado, sino todo el país. Como presidente tendré que hacer mucha gestión, porque nuestro municipio es uno de los más limitados económicamente en la entidad”, concluyó Crispín Gutiérrez.