El gobernador de Colima, Ignacio Peralta, mencionó que enviaría al Congreso del Estado una iniciativa para reformar la ley en materia electoral con el objetivo de garantizar la paridad de género de manera vertical, horizontal y transversal, para que exista mayor participación política de las mujeres en puestos de elección.

Además, el mandatario estatal mencionó que en este proyecto de reforma incluiría que se considere la violencia política contra las mujeres “como una causal de nulidad de elecciones”.

“Se va a presentar una iniciativa para reformar la normatividad electoral en el sentido de reconocer la equidad vertical, la equidad horizontal y la equidad que genera una igualdad en las listas plurinominales para que podamos lograr un mayor nivel de proporcionalidad. Estas tres equidades, la equidad transversal, es un tema innovador que se va a proponer y que se va a incluir en la normatividad electoral”, refirió.

En su intervención durante la reunión que sostuvo con mujeres líderes de la entidad por la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, Peralta reconoció que no ha cumplido con el compromiso de incluir en su gabinete un 50 por ciento de mujeres, pero dijo que al menos en los mandos directivos se ha logrado un incremento de participación del género  femenino.

Detalló que en este último caso, durante su administración se ha pasado de un 21 por ciento a un 38 por ciento de participación y se comprometió a seguir trabajando para lograr llegar a niveles de mayor equidad en los puestos de mando.

“Implica no solamente los titulares de la Secretaría, sino las áreas que tiene decisión, como son direcciones generales, tenemos un incremento en donde la administración anterior se tenía una presencia de mujeres en puestos de mando de un 21 por ciento y en este momento se registra un incremento a 38 por ciento, esto es casi el doble de lo que teníamos anteriormente”, detalló.

Sin embargo, al cuestionarlo de cuándo podría llegar a cumplirse con esa equidad, el mandatario estatal respondió que era muy difícil poner una fecha específica, pues se trataba de una tarea constante y permanente.

Explicó también que lograr esa paridad es un tema de voluntad política porque va en función de aptitudes, merecimientos y currículums, toda vez que como gobernador tiene una misión que cumplir y necesita que sus colaboradores sean hombres o mujeres logren los resultados de las metas y objetivos que se ha propuesto como administración.