El Gobierno del Estado que encabeza Ignacio Peralta liquidó en su primer año de gestión cerca de 800 millones de pesos de adeudos heredados por la administración del exgobernador Mario Anguiano y con eso prácticamente ya no tiene pendientes financieros generados en el sexenio pasado, con excepción del “boquete” en el financiamiento de pensiones, de los créditos vigentes con instituciones bancarias y algunas prestaciones de las que se pudiera no tener el registro adecuado, así lo dio a conocer el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega.

En entrevista con Ángel Guardián, el funcionario estatal recordó que liquidaron adeudos heredados de pensiones de adultos mayores, becas educativas, aportaciones a programas federales, a la Universidad de Colima y algunos otros rubros como proveedores; sin embargo, reconoció que hay cerca de 500 millones de pesos que tuvieron que haber sido canalizados en años pasados para fondear pensiones de los trabajadores de la administración y esto no ha sucedido, aunque insistió en que desde noviembre de 2015 ya se están fondeando las pensiones y el boquete no ha crecido.

“Tenemos un saldo importante en tema de pensiones, un boquete, 400 millones de pesos (…) a partir de noviembre de 2015 se ha estado pagando cada una de las retenciones y aportaciones que se tienen que hacer a pensiones. Ese adeudo sí es de años anteriores, quizá mayor al de la administración anterior, pero ya se están fondeando las pensiones”, señaló Noriega.

En el marco del final del primer año de la administración estatal encabezada por Peralta, el titular de Planeación y Finanzas señaló que han tenido que trabajar por un lado resolviendo los problemas del pasado, y por otro, cubriendo las necesidades generadas día con día y regularizando los procesos.

“Teníamos que regularizar lo anterior, adeudos, el asunto de pensiones, becas, proveedores, este trabajo del primer año va en dos sentidos, regularizar lo anterior para que la ciudadanía entienda que sí podíamos regularizarlo (…) que también podemos hacer el trabajo día con día, y eso ya se va a ver poco el año que viene porque ya es regular, el que le paguemos a tiempo al trabajador es algo que normalmente se tiene que hacer, no es una estrellita en la frente, es un tema de regulación que tenemos que entregar y pagar”, finalizó.