El secretario de Educación del Gobierno del Estado, Óscar Javier Hernández Rosas, dio a conocer que el programa de Educación Media Superior a Distancia (Emsad) y el de Telebachillerato en este momento están siendo auditados por la Secretaría de la Función Pública (SFP) federal, por primera vez en 14 años.

En entrevista con Ángel Guardián, el funcionario estatal dijo que esto deberá dar tranquilidad a un grupo de maestros que han manifestado dudas sobre los recursos de este programa federal y que han acusado un desvío de recursos por 1.2 millones de pesos mensuales, los cuales, aseguró, se han generado por una confusión en el recibo de nómina por cambios que ha hecho el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en lo que exige que se reporte en los mismos.

Hernández Rosas detalló que hasta 2016 el SAT les exigía que en el “timbrado” de la nómina dejaran especificados los recursos que provienen de la Federación y los que vienen del estado, sólo para propósitos fiscales, pero que en nada afectaba las percepciones de los maestros; sin embargo, para 2017, ante la confusión generada, el SAT ordenó ya no incluir ese renglón en el recibo de nómina de cada maestro, relató.

“Como este es un asunto técnico y el SAT mismo se dio cuenta de que no era pertinente que apareciera así, modificó la instrucción y cambió, entonces esta información ya no aparece en el talón porque aparece en una hoja técnica que es aparte, y ahí es donde ya aparece esta información”, señaló el secretario de Educación.

“No son un millón doscientos, serían dos cuatrocientos, no supieron sacar la cuenta (…) No interpretan bien las cosas, interpretan de manera mañosa”, agregó.

Al ser cuestionado sobre si esto es una campaña política en su contra, buscando que deje la Secretaría de Educación, dijo no tener elementos para responder, por lo que prefirió no entrar al terreno de las especulación.

“La verdad a mí no me gustaría especular, no quisiera caer en subjetividades, si hay una campaña bueno, pues allá quien la esté orquestando (…) Yo también he comentado que tengo muy claro que fui a formar parte del gabinete del gobernador por el propio gobernador, quien seguramente no necesitó más que su voluntad para invitarme a participar. Estoy consciente de que estaré aquí mientras le sea útil a la administración y al propio gobernador”, mencionó.

“Yo con el gobernador platico en términos de trabajo lo que estamos haciendo (…) Él nunca me ha hecho ninguna referencia a ningún comentario que haya surgido (…) Particularmente de este punto no hemos hablado, yo creo que él tiene confianza en lo que estamos haciendo”, sentenció.