Este jueves (5) se llevo a cabo la destrucción de 250 maquinitas tragamonedas en las instalaciones de la Procuraduría General de la Republica (PGR) en Colima.

El delegado estatal de la PGR, José Guadalupe Franco, detalló que el decomiso de los artefactos se logró gracias a un plan de trabajo derivado de la coordinación del Gobierno estatal con instancias del Gobierno federal, para evitar la existencia de dichas maquinas que son prohibidas y penadas por la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

tragamonedas (1)
tragamonedas (2)
tragamonedas (3)
tragamonedas (4)
tragamonedas (5)
tragamonedas (6)
tragamonedas (7)

“En una reunión con el señor gobernador Mario Anguiano y en esta instrucción que hay del Gobierno de la República a través del secretario de gobernación Osorio Chong, es como se ha hecho este tipo de trabajos y este es el resultado de ello. Un trabajo coordinado y conjunto en donde participaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de Justicia del estado y de la Policía Federal Ministerial”, expresó.

Las máquinas fueron destruidas con una retroexcavadora, comúnmente conocida como “mano de chango“.

Franco Escobar detalló que de cada artefacto se extrajo, en promedio entre $150 y $700 pesos, dinero que fue depositado en el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), cuenta concentradora en el banco HSBC a donde van todos los recursos económicos producto del delito.

Finalmente, precisó que este tipo de acciones abonan a prevenir la ludopatía, un trastorno que las personas se ven obligadas a jugar o participar en cualquier sistema de apuestas por una urgencia psicológicamente incontrolable.