Con una inversión de 9 millones 401 mil pesos, este jueves (26) el gobernador Mario Anguiano y el alcalde de Coquimatlán Salvador Fuentes,  dieron por terminada los trabajos de conservación del camino Colima-Coquimatlán, los cuales consistieron en la repavimentación de cinco kilómetros, además de la construcción del camellón central y la señalización de ese tramo carretero.

El mandatario estatal dijo que la conservación de esa carretera beneficia a las poblaciones de Los Limones, El Chical, el Poblado y a la propia cabecera municipal, cuya actividad principal es la agricultura y ganadería. Los productores, afirmó, tendrán una carretera más segura. También, indicó que el mantenimiento de esa obra beneficia a más de 14 mil personas que transitarán por la zona de una manera más segura y ágil.

En el evento estuvieron autoridades de los tres niveles de Gobierno, quienes presenciaron la entrega oficial de la obra que recibió el alcalde de Coquimatlán, Salvador Fuentes. En este sentido, Anguiano Moreno destacó la coordinación de los tres órdenes de Gobierno para llevar beneficios a la población de Coquimatlán y al resto de los municipios.

El titular del poder Ejecutivo refirió que esas obras están enmarcadas en los compromisos presidenciales de mejorar la infraestructura carretera de Colima que dan fortaleza, seguridad y desarrollo comercial a la región.