Por tercera ocasión consecutiva, Colima superó su máximo histórico de homicidios dolosos ocurridos en un mes y se mantuvo, también por tercer mes consecutivo, como la entidad con mayor tasa de asesinatos intencionales por cada 100 mil habitantes.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en abril se registraron en Colima 73 casos de homicidios dolosos, lo cual representa un incremento de 32.7 por ciento sobre los 55 asesinatos que se registraron en marzo.

Asimismo, durante el primer cuatrimestre del año se acumulan 199 homicidios dolosos en la entidad, 468.6 por ciento más que los 35 casos que se registraron en el mismo periodo del año anterior.

El total de homicidios dolosos registrados durante abril coloca a Colima también por tercer mes consecutivo como el estado del país con la mayor tasa de incidencia de este delito por cada 100 mil habitantes, alcanzando los 27.05.

La tasa que registra Colima de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes es 40.22% mayor que la del segundo estado con mayor incidencia de este delito Guerrero, que registra una tasa de 19.29 y que ha tenido en lo que va del año 692 homicidios dolosos.

Además, la tasa de Colima es 4.5 veces el promedio nacional, que es de 4.9 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

¿Sólo hay un problema de homicidios?

El último mes completo previo al inicio del actual gobierno estatal, es decir, enero de 2016, se registraron en Colima 30 casos de homicidio doloso. A partir de ahí la cifra no ha hecho más que aumentar: a 41 casos (con 47 víctimas) en febrero, a 55 en marzo y a los referidos 73 asesinatos en abril.

Como candidato, el actual gobernador, Ignacio Peralta, estableció como uno de los ejes centrales de su propuesta de campaña llevar a Colima a ser uno de los estados más seguros del país.

Además de tener tres meses consecutivos como el estado con mayor tasa de homicidios dolosos, en abril, Colima fue el segundo estado con mayor tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes, el cuarto con mayor tasa de extorsiones, y el séptimo con mayor tasa de robo de vehículos sin violencia.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Felipe Muñoz, se comprometió a que en un plazo máximo de seis meses, tendría la sociedad que percibir un mejoramiento en las condiciones de seguridad y que si no, presentaría su renuncia. Ese plazo vence el 18 de septiembre del presente año, pues fue aprobado su nombramiento en el Congreso estatal el pasado 18 de marzo.

Por otra parte, el gobernador Ignacio Peralta cumplió 100 días al frente de la administración estatal este sábado (21) y en un comunicado resaltó que en ese plazo se había logrado la detención de mil 427 personas en diferentes operativos en la entidad y que también se recuperaron 273 vehículos con reporte de robo, lo cual dio a conocer en una reunión con el Grupo de Coordinación para la Seguridad Pública del Estado de Colima.

“No vamos a engañar a nadie, la situación se está atendiendo, estamos aplicándonos las instituciones de seguridad, tanto estatales como federales, y estamos entregando resultados”, dijo el mandatario durante el evento, de acuerdo con el boletín.

“Reconocemos que han sido días complicados, pues en materia de seguridad hemos vivido momentos que lastimaron y desestabilizaron el tejido social, pero poco a poco hemos coordinado esfuerzos en los tres niveles y fortalecido a las instituciones para erradicar los índices delictivos y procurar la justicia en nuestro estado”, añadió Peralta.