El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Colima y Villa de Álvarez (Ciapacov), Jorge Pérez, descartó que tengan problemas con arsénico o con algún otro contaminante en ninguno de los pozos que surten a la red de agua potable de la zona conurbada, con lo que la ciudadanía puede consumir sin preocupación el vital líquido; tan sólo explicó que tienen tramos de la red en los que la tubería es muy vieja y “ensucia” el agua sin riesgos para la salud.

En entrevista con Ángel Guardián, el funcionario precisó que el estudio publicado en una revista especializada en febrero pasado, en el que se aseguraba que seis pozos en la zona conurbada tenían niveles de arsénico muy por encima de lo aceptado por la norma sanitaria, y realizado con base en un levantamiento de muestras en 2013, no tiene ninguna validez. pues no lo hizo un laboratorio reconocido y los muestreos encargados por Ciapacov encontraron niveles ínfimos del referido contaminante.

“No tenemos ninguna preocupación, el estudio se basa en un análisis que hacen de 36 fuentes de abastecimiento en todo el estado y genera un modelo que nos permite sacar conclusiones generales para todos los pozos o fuentes de abastecimiento (…) La situación es que tenemos dos resultados diferentes, el del laboratorio certificado, en agosto de 2013, donde no había niveles, y tenemos el del grupo académico donde hay niveles altísimos (…) La explicación podría ser que se hizo en un laboratorio no certificado y no sabemos cuál fue el procedimiento que se siguió para tomar las muestras, hay certificación para tipo de envase, cómo tomó la muestra, cómo se trasladó” detalló.

De cualquier manera, insistió Pérez, ha ordenado un nuevo estudio no sólo en los seis pozos en cuestión, sino también en otros 19 para tranquilizar a la ciudadanía sobre este tema.

Al ser cuestionado sobre si es plenamente potable el agua que llega a los hogares, dijo que sí, pero que la red tiene tramos de tubería muy viejos los cuales ensucian un poco el líquido, pero sin riesgos para la salud; para tener esta red de más de mil 878 kilómetros de longitud en una condición óptima, un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que Ciapacov requiere una inversión anual de 79 millones de pesos.

“Cuando el agua sale del pozo y es tratada con el cloro es completamente potable, pero cuando atraviesa la red, alguna red puede ser vieja y se puede ir ensuciando un poco, pero en el agua tenemos muy altos niveles de purificación, además de que tenemos los 102 pozos dentro de los rangos de la norma, si no, Conagua y Coespris nos estarían llamando la atención”, afirmó.

“Ciapavoc maneja 102 pozos profundos y aparte tenemos el acuífero de Zacualpan, pero esa es un agua superficial, de esos 102 pozos, seis salieron con los niveles más altos de arsénico, que fueron los de: Casino, Corregidora, Lo de Villa, La Curva, Oriental, Valladar; aquí en los estudios de (el laboratorio) ABC dice “no detectado” en arsénico, todos los pozos se han analizado, de 2007 a la fecha esos 102 pozos se han analizado, no solamente en arsénico, sino que cuidamos que estemos cumpliendo la norma mexicana que tiene un montón de elementos, plomo, flúor, cromo, arsénico, entre muchos otros”, finalizó.

Lee: Coespris revisó desde 2013 y asegura no hay arsénico en agua de Colima