La delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor, María Isabel Espinosa, reconoció que en el sector informal la delegación carece de los mecanismos legales para proteger al consumidor a través de un proceso administrativo. Por ello, recomendó a la población comprar sólo en comercios legalmente establecidos.

Explicó que una de las razones por la que Profeco no puede trabajar en el comercio informal es porque las visitas de verificación van dirigidas con nombre y domicilio. En caso de que el domicilio no sea el correcto, agregó, el inspector no puede realizar la visita de verificación.

Justificó que la Profeco tiene todos estos mecanismos porque en el momento de iniciar un procedimiento administrativo no se puede sancionar un pedazo de piso, como es en el caso del sector informal, sino que se debe levantar una sanción a un particular con domicilio establecido. De no ser así, sentenció la funcionaria federal, el procedimiento sería infructuoso.

“Aquí la recomendación que siempre hemos hecho en Profeco a los consumidores es comprar en comercio legalmente establecido. A lo mejor, alguien me decía, es que el precio es más caro. Pudiese ser, pero tenemos la tranquilidad de que nos va dar un comprobante, un tíquet, una factura. Y tenemos la certeza, de que en caso de cualquier incumplimiento por parte del proveedor, tenemos la posibilidad de interponer una queja ante Profeco”.

 

Con información de César Barrera