El rector de la Universidad Autónoma Chapingo, José Sergio Barrales, consideró que ante las declaraciones que ha emitido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la necesidad de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe salir de ese convenio para demostrar que tiene la capacidad de generar riqueza “por sí mismo”.

Barrales, quien dictó este viernes una conferencia relacionada con el tema del campo mexicano ante decenas colimenses egresados de esta casa de estudios, reconoció que de abandonar el TLCAN en un principio el sector campesino de México se podrá ver afectado, sobre todo porque muchos productores han optado por la actitud de no trabajar mucho, pero además porque esta decisión va a exigir que quienes están dedicados al campo realmente se dediquen a la producción.

“Esta declaración del presidente de Estados Unidos nos ha sacudido a todos, en Chapingo ya se hicieron varias reuniones de profesores, algunos opinan que hay que aferrarse, otros opinan que deberíamos de renegociar el TLCAN, tratar de buscar más ventaja y algunos opinamos que valdría la pena salir (…) cuando menos sacar del TLCAN el aspecto de granos básicos que ahí es parte donde dependemos fuertemente de la producción estadounidense”, sugirió.

Mencionó que debido a la interacción con Estados Unidos actualmente el campo mexicano está abandonado, pues solo se está explotando el mínimo del potencial que tiene éste para generar riqueza, cuando se debería aprovechar al máximo para que el dinero se quede en el país, pues de no hacerlo lo harán los inversionistas extranjeros.

“Sí se puede. ¿Va a ser fácil? No lo creo, pero esa es la conciencia que hay que despertar, vendrá un reto fuerte, hay que trabajar, hay que otorgar los recursos que se requieren, pero quien los reciba que los aplique y yo pienso que así podemos salir adelante”, añadió.

También dijo que si bien tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el Congreso de la Unión podrían no estar de acuerdo con abandonar el TLCAN, esa decisión en todo caso deberían consultarla con la ciudadanía, pues advirtió que de lo contrario al país no le iría bien y sobre todo considera que es momento de que se le tome en cuenta a los mexicanos.

Durante la conferencia magistral, ofrecida en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Colima, recordó que uno de los principios fuertes que planteaba el referido tratado es que se abaratarían los productos, el cual no se cumplió, y señaló que al menos en lo que corresponde al arroz, los precios al productor son bajos y al consumidor muy altos.

Resaltó además que otra de las expectativas de ese tratado era que se reduciría el déficit en la balanza comercial, y aunque reconoció que en los últimos dos años ha ocurrido, aclaró que esto lo han generado productos como las hortalizas, el tequila, la cerveza, entre otros, cuyos dueños ya no son 100 por ciento mexicanos, de manera que los recursos no se quedan en el país.

Barrales Domínguez explicó que desde el periodo del expresidente José López Portillo, hasta la administración de Carlos Salinas de Gortari, se fueron eliminando una serie de instituciones dedicadas a brindar apoyos al sector agropecuario.

Añadió que ante esa situación, ha sido muy difícil que se refleje la inversión de recursos que hacen los gobiernos al campo, pues aunque a nivel internacional México es de los países que más dinero le han inyectado al sector agrícola, el crecimiento del mismo no se alcanza a distinguir pues es mínimo.

Asimismo, destacó la importancia de defender las diversas variedades que tiene el maíz mexicano y evitar el ingreso del grano transgénico, de optar por evitar agroquímicos y pesticidas en los productos del campo y fomentar la agricultura familiar, como aseveró que lo ha venido haciendo actualmente la Universidad Chapingo.

Finalmente adelantó con el objetivo de sustituir el petróleo, su universidad ya tiene un avance en los estudios de la planta denominada “higuerilla” con resultados “contundentes” para producir biocombustible y en ese sentido manifestó que Colima podría ser un estado donde esa planta podría desarrollarse muy bien.

En el evento organizado por la Asociación Nacional de Egresados de la Universidad Autónoma Chapingo en Colima, donde además rindió protesta la nueva mesa directiva del dicha organización, estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Rural (Seder), Agustín Morales, los delegados federales de Sagarpa, Secretaría de Economía y Sedesol, Carlos Salazar Preciado, Agustín Trejo y Carlos Cruz, respectivamente.