Oscar Benavides, presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Manzanillo, planteó que ante el anuncio del incremento de los precios de las gasolinas y el diésel a partir del 1 de enero de 2017, se acercarán a sus agremiados para informarles sobre los estímulos fiscales a los que pueden recurrir con el objetivo de que el impacto por esa alza sea menor y que de esa manera no tengan que incrementar los costos de sus productos o servicios.

El líder empresarial reconoció que ante esa alza de precios, al menos en lo que corresponde al traslado de los contenedores que diariamente salen del puerto, sus costos se verán incrementados, pues estimó que tan sólo en un viaje de Manzanillo a Guadalajara el impacto directo será de alrededor de mil 100 pesos adicionales, mientras que a la Ciudad de México ese impacto será de 2 mil 500 pesos aproximadamente.

No obstante, mencionó que durante muchos años el Congreso de la Unión ha sido muy consciente del impacto que tiene el aumento del diésel en relación a los precios y en ese sentido recordó que existen una serie de estímulos fiscales para distintos sectores productivos, como el autotransporte federal de carga y el autotransporte de pasajeros, relacionados con el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS).

“¿En qué consiste el estímulo? Pues prácticamente hablábamos al inicio que el impuesto en promedio serían para el caso del diésel son arriba de 4 pesos es el tema del IEPS, este estímulo es hasta esos 4 pesos que pudieras tú como sector primario poder estar teniendo acceso y de esta manera tratar de compensar el impacto en el incremento, no lo vas a compensar del todo pero sí te va ayudar a que lo puedas reducir”, refirió.

Sin embargo, aclaró que para acceder a ese estímulo las empresas deben estar configuradas bajo un esquema formal y deben cubrir una serie de requisitos de carácter fiscal, para lo cual Coparmex se estará acercando con sus socios para asegurarse de que estén trabajando con este esquema para que no se genere un impacto a los precios finales.

“Tenemos otros componentes que ahí sí tenemos que tomar en consideración el tipo de cambio (del dólar), la mayoría de los suministros que una unidad requiere son importados y en consecuencia son dólares y están subiendo todo, las autopistas también van para arriba, entonces si hay un incremento en el tema del transporte no depende únicamente del precio del diésel, va a ser un factor importante y estamos que puede oscilar entre un 30 o un 40 por ciento de lo que se pueda consumir en el tema del transporte, pero sí es un compromiso nuestro como Coparmex acercarnos a la industria, acercarnos a las empresas de autotransporte, de que realmente conozcan estos esquemas fiscales”, indicó Benavides.

Aunque también advirtió que la afectación principal de estos incrementos en las gasolinas y el diésel impactará sobre todo a todas aquellas empresas que no están establecidas formalmente, porque éstas no tiene acceso a los referidos estímulos.

‘Notas sobre inseguridad opacan a Colima ante posibles nuevas inversiones’

En el tema de la inseguridad que prevalece en el estado, reconoció que algunas notas que han salido a nivel nacional e incluso internacional al respecto sí son un factor que opaca a la entidad, pues las empresas cuando pretenden invertir en un lugar buscan que haya seguridad, sin embargo, recordó que como cámara empresarial han estado alzando la voz para pedir a las autoridades que hagan bien su trabajo en esa materia.

“Todas las empresas cuando buscan invertir uno de los principales puntos que buscan es la seguridad, la seguridad personal, la seguridad de los negocios, la seguridad de las familias, la seguridad de la comunidad, es importante para el sano desarrollo de cualquier empresa y en ese sentido sí estamos alzando la voz para solicitarles a las autoridades que hagan su trabajo, que lo hagan bien, entendemos que no es un tarea fácil, pero bueno asumieron el compromiso y parte de las obligaciones que como gobierno tienen es una de ellas en la medida que se pueda”, refirió.

Asimismo, aceptó que cada uno de los sectores de la población en general tiene su propia obligación para contribuir con el gobierno a mejorar esa seguridad que se desea tener, desde el punto de vista de la prevención.

¿Qué está haciendo Coparmex Manzanillo y cuáles son sus metas para 2017?

Finalmente, el presidente de Coparmex Manzanillo expuso que uno de los retos que están realizando a nivel municipal actualmente es mantener el acercamiento con el municipio, para empezar a hacer un análisis de todo el tema de la tramitología en ese municipio, pues consideró que es el puerto el detonador de la economía de la región y que en consecuencia como cámara deben gestionar más facilidades para la creación de más empresas.

“Las metas para este 2017 es básicamente el fortalecimiento del centro empresarial a través del aumento de la participación de más empresarios en donde podemos tener mayor impacto, sobre todo para mejores prácticas o para mayor capacitación y para temas de innovación; una de las metas que nos propusimos fue tener un impacto en el 30 por ciento de las Pymes Coparmex, enfocarnos sobre todo en aquellas que tienen menos de cinco años porque es un periodo muy difícil para cualquier empresa y más tratándose de Pymes”, detalló.

Añadió que lo que se busca hacer con estas pequeñas y medianas empresas es asesorarlas y apoyarlas con todo el tema de la estructura, pero también pretenden apoyar alrededor de diez proyectos emprendedores para que estas nuevas empresas puedan establecerse en el municipio.