La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó sobre el hallazgo de tres cadáveres en los límites con el estado de Jalisco, los cuales habrían sido abandonados en territorio colimense, pero privados de la vida en la entidad vecina, según las primeras investigaciones de la dependencia.

En un comunicado, la PGJE indica que los cuerpo fueron abandonados cerca de la carretera Trapichillos-Pihuamo, a aproximadamente 500 metros del río Naranjo, en los límites con Jalisco, y se trata de gente originaria de ese estado.

Agentes investigadores y personal de Servicios Periciales aseguraron las evidencias de este hecho, descubierto durante la madrugada del sábado (4), y realizaron el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo) para llevar a cabo las necropsias correspondientes.

Además, la PGJE abrió la carpeta de investigación y trabaja en coordinación con la Fiscalía General de Justicia jalisciense para esclarecer los hechos.